Revista Paula: Cuidado del escote

Inicio/Prensa/Revista Paula: Cuidado del escote

MILTMP32370505(2)

La revista Paula entrevistó a nuestro Director Médico, Doctor Víctor Hugo Correa, acerca de las ventajas del aumento mamario con grasa y células madre: técnica innovadora mínimamente invasiva y totalmente natural que sólo se realiza en Vitaclinic.

*Extracto de artículo publicado por Revista Paula*

Para el dermatólogo especialista en medicina estética Víctor Hugo Correa, de Vitaclinic, el aumento de mamas con grasa y células madre de la propia paciente llegó como alternativa a la cirugía de implantes de silicona. Tras una pasantía en Estados Unidos en 2013, Correa aprendió la técnica específica creada por el cirujano plástico Roger Khouri (aprobada en 2012 en la reunión anual de la Asociación de Cirugía Plástica de Estados Unidos), la que importó a Chile, y que hasta hoy es el único que la realiza en el país. “Esto es el futuro, ya nadie quiere andar con plástico dentro del cuerpo”, dice.

Sin uso de bisturí, solo con anestesia local, en menos de cinco horas y con una rápida recuperación, la paciente se va a su casa con unas mamas naturales, al menos una talla más grande de las que tenía y con el beneficio secundario de una mini liposucción en muslos, glúteos y/o estómago que se realiza para la obtención de la grasa.

Cómo funciona: en la primera consulta se le entrega a la paciente una suerte de sostén más rígido, llamado Brava System, que es un expansor de la piel, que se usa por las noches durante cuatro semanas para obtener el espacio necesario en las mamas antes del procedimiento. Cumplido ese plazo se procede a hacer una mini liposucción muy suave, con microcánulas a baja intensidad de aspiración, en las zonas que lo requiera la paciente. La grasa extraída va siendo concentrada y filtrada para obtener las células madre que son las que van a mantener el volumen de la mama en el tiempo. Luego esa grasa (entre 150 y 250 cc por mama) se reinyecta en la zona con una aguja muy fina y en pequeñas dosis de 3 cc. Del total inyectado, se pierde un 30% durante el primer año, pérdida que se contabiliza desde el comienzo del tratamiento para lograr el volumen deseado.

Resultados: una mama con consistencia y movimiento natural. Más turgente y elástica debido a que las células madre aumentan la vascularización de la zona mejorando la calidad de la piel. Además, Correa asegura que es una mama que responde mejor a la lactancia porque se retrae con mayor facilidad.

Requisitos: solo para mujeres cuyo complejo areola-pezón mira hacia el frente, paralelo al suelo o ligeramente hacia abajo. No apto para mamas ptósicas (o muy caídas). Muy requerido por mujeres que quieren corregir asimetrías de sus mamas (una más grande que la otra), y por las que quieren deshacerse de implantes de silicona.

Puedes revisar la nota completa en www.paula.cl

Por | 2017-06-20T01:34:05+00:00 25/04/2016|